Existen diferentes propuestas para el vehículo del futuro, desde los modelos eléctricos y autónomos hasta los particulares taxis voladores que planea poner a prueba Dubai.La última propuesta audaz vino del Salón del Automóvil de Ginebra con Pop.Up, un sistema modular que combina la modalidad de transporte terrestre y aéreo y que fue desarrollada por la automotriz Italdesign junto al fabricante aeronáutico Airbus.

Este particular modelo híbrido es eléctrico, ofrece los servicios de un drone y un vehículo terrestre y apunta a ser un complemento para los entornos urbanos congestionados. El sistema Pop.Up combina una plataforma de inteligencia artificial que evalúa las diferentes alternativas y opciones de ruta, una cápsula para el pasajero diseñada en fibra de carbono que puede acoplarse al módulo de transporte terrestre o aéreo y una interfaz de usuario para este curioso vehículo.

Con una capacidad para dos pasajeros, el sistema Pop.Up se destaca por la cápsula de fibra de carbono que se acopla a un sistema de cuatro ruedas. A su vez, cuando se opta por el viaje aéreo, la cápsula se conecta con cuatro hélices y se transforma en un drone con un despegue vertical y un recorrido autónomo a destino. Aún en etapa de prototipo, se espera que el modelo esté disponible en 2030.