Amsterdam se ha convertido en la primera ciudad en contar con este revolucionario medio de transporte.

El último invento de Google se conduce solo. Y no hablamos de su coche autónomo. Sino de un medio de transporte más ecológico: las bicicletas.

La pena es que es una broma con la que la división de Google en Países Bajos ha querido sorprender en el April Fools’ Day, el Día de los Inocentes en el mundo anglosajón. Sin duda, mejor idea que la del botón «Mic Drop» de Gmail, la broma que se les ha ido de las manos a lo de Mountain View.

La propuesta en la división de Google en Países Bajos ha sido presentar en un vídeo una bicicleta, tan popular entre sus ciudadanos, que se conduce sola.

«Esta primavera, Google introduce la bicicleta que se conduce sola», aseguraba la compañía en el falso vídeo promocional que ha colgado en Youtube y en que se puede ver cómo Amsterdam se ha convertido en la primera ciudad en contar con este revolucionario medio de transporte.

La broma ha ido bien encaminada porque cada holandés recorre 900 km al año en bici. «La bicicleta de que se autoconduce permite una navegación segura a través de la ciudad para los residentes de Amsterdam y fomenta la idea de Google de mejorar la movilidad urbana con la tecnología», continuaba la compañía.